MARÍA PARADO DE BELLIDO: PIEZA FUNDAMENTAL PARA EVITAR EMBOSCADAS

María Parado de Bellido nació en Ayacucho en el año 1777. Se casó con Mariano Bellido, con quien tuvo 7 hijos.

Su hijo Tomás fue quien impulsó a que María Parado de Bellido y su esposo se involucraran en la guerra por la libertad del pueblo peruano.

Ella se encargaba de vigilar las tropas realistas y por su condición analfabeta le dictaba a un amigo lo que quería comunicar a su esposo y lo firmaba con su seudónimo “Andrea”, que servía para no alertar a las tropas realistas. Gracias a ello, los patriotas fueron avisados a tiempo para que puedan escapar de la incursión que tenían planeada las tropas realistas.

En una oportunidad, quien entregaba las cartas de María Parado de Bellido, se olvidó de hacer entrega de una, y la dejó en su saco. Los españoles encontraron el saco, revisaron la carta y reconocieron que era ella quién avisaba a los patriotas sobre las ubicaciones y planes que tenían para poder capturarlos.

Tras ello, la casa de María fue rodeada por las tropas realistas con amenazas de que iban a incendiar su casa en caso no revele información. Al salir de su casa, fue increpada e interrogada por los españoles, pero ella se negó a brindar información y decir el nombre de algún involucrado. Fue condenada a ser fusilada tras las actitudes que presentaba. El 1 de mayo de 1822 fue paseada por la plaza de armas de Huamanga y luego fue fusilada en la Pampa del Arco.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *